Los alumnos de 2º de ESO disfrutaron de un día de convivencia en Bañobre. Estar juntos fuera del colegio provoca una sensación agradable y siempre sabe a poco. Uno mira hacia dentro de sí mismo y nota que van pasando cosas dignas de ser tenidas en cuenta (decía un poeta portugués que «las cosas son por dentro» y se podría añadir que las personas todavía más) y por eso conviene tomar nota de vez en cuando.
Pero eso no es todo porque se cae en la cuenta de que los otros están ahí y no se les puede ignorar porque cada persona es un mundo diferente del que hay mucho que aprender y que además es bueno ser diferentes porque al reunirse todos se enriquecen y aprenden mucho más. En el fondo se hace lo que Jesús enseñó tratando y respetando a todos.
En resumen, fue un día en un entorno diferente que permitió aprender muchas cosas y volver renovados al cole. Todo esto sucedió los días 2 y 3 de octubre. Ahí dejamos algunas fotos para que no se olvide esta experiencia.
Please follow and like us: