Tras la larga jornada de viaje; el primer día en Lourdes pudimos apreciar el cariño de los enfermos y de los voluntarios de la Hospitalidad Coruñesa. Día intenso que acabó con lluvia, rezamos, bailamos y compartimos una gran experiencia.

Los últimos días han seguido con un ritmo intenso: misa en la gruta con los militares españoles, acompañamiento a los enfermos en sus compras de recuerdos y en el encendido de velas, procesión del Santísimo y fiesta final de despedida.

Domingo, día de viaje de regreso. ¡Gracias a la confianza del Colegio, a las familias de nuestros ocho chicos, a los jesuitas acompañantes y a la hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes de A Coruña por permitirnos un año más crecer con esta experiencia! Gracias.

Please follow and like us: