Desde la asignatura de Técnicas de Debate de 4º ESO tenían la necesidad de un nuevo atril, por lo que pidieron la colaboración de la asignatura de Tecnología de 2º ESO.

Pensando cómo solventar el problema, se vio la posibilidad de utilizar materiales reciclados. Se trataba además de hacer un mueble fácilmente transportable, lo cual implicaba conseguir que fuese lo más ligero posible pero que, a la vez, tuviese cierta rigidez y durabilidad.

Se decidió utilizar el cartón de las cajas de suministros de la cocina del Colegio, material que unía las tres cualidades más importantes: reciclaje, ligereza y resistencia.

Una vez tomada la decisión, los alumnos se pusieron manos a la obra, realizando un atril de 3,5 Kg de peso, usando únicamente cartón y cola blanca, contribuyendo de esta forma al cuidado de la Casa Común.