Misión, Visión y Valores

Home/Misión, Visión y Valores
Misión, Visión y Valores 2014-02-10T12:47:16+00:00

Misión

Santa María del Mar es un centro educativo de la Compañía de Jesús, privado concertado e integrado por un equipo de educadores, jesuitas y laicos (profesores y personal auxiliar y de servicios). Nuestro objetivo es, desde la colaboración con las familias, alcanzar la formación integral (académica y humano-cristiana) de nuestros alumnos, con el fin de ayudarles a ser hombres y mujeres competentes, compasivos y comprometidos, en actitudes y hechos, en el servicio a los demás.

Nuestra educación se fundamenta en los principios pedagógicos del documento “Pedagogía Ignaciana” que tiene al alumno como centro de la tarea educativa. Esta pedagogía se ve complementada y enriquecida con otras pedagogías activas y contrastadas universalmente en la experiencia educadora de más de cuatro siglos. A ello hay que añadir la calidad humana, personal y profesional de unos educadores, jesuitas y laicos, abiertos siempre a cualquier mejora en su labor educativa. Profesores y alumnos disponen, igualmente, de las instalaciones y los recursos tecnológicos necesarios para llevar a cabo esa educación integral que el colegio pretende.

Visión

El colegio quiere avanzar, cada vez más, como comunidad educativa de servicio a los alumnos, con especial atención a los que más lo necesiten, a sus padres, a la sociedad y a la Iglesia. Y lo quiere hacer desde la coherencia creciente con los principios cristiano-ignacianos que le dan sentido: La excelencia académica y la excelencia en valores humanos-cristianos para servir a los demás, sin ningún tipo de discriminación y con preferencia por los que padecen algún tipo de desventaja, y así contribuir a la transformación de la sociedad en un lugar más justo, más pacífico, más fraterno y más libre.

Valores

El Colegio

  1. Busca la excelencia de sus alumnos en lo académico y en lo humano-cristiano.
  2. Busca educar desde un liderazgo de servicio en el trabajo.
  3. Trabaja en equipo, promoviendo el diálogo y la participación.
  4. Promueve una cultura de paz en el respeto a la pluralidad y la diferencia.
  5. Fomenta la formación en el desarrollo personal y humano-cristiano.
  6. Vive la honestidad como expresión de coherencia de lo que es y lo que hace.
  7. Promueve el sentido crítico y la búsqueda de alternativas de solución.
  8. Promueve la equidad en su quehacer educativo.
  9. Emplea los métodos de análisis, reflexión y diálogo propios del discernimiento ignaciano en la toma de decisiones.
  10. Celebramos todo lo que nos hace más y mejor comunidad educadora.