Estos días el Gobierno llevará al Congreso de los Diputados la nueva Ley Orgánica para la reforma de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE), o ley Celaá. Esta nueva normativa educativa reemplazará a la actual LOMCE, impulsada por la Administración anterior. Ante ella, muchos colectivos (incluido Escuelas Católicas de España) de la escuela concertada se plantan por entenderla como un modo de convertirla en subsidiaria de la escuela pública y no complementaria hasta ahora. La Compañía de Jesús también se ha unido a la campaña tanto en redes sociales como en las escuelas para pedir la no tramitación de esta ley.   Para comprender mejor esta ley, lo que propone y sus implicaciones, hemos querido hablar con Antonio Allende, SJ, delegado del sector educativo de la Provincia de España (Educsi). Allende considera que la ley “promueve la reducción progresiva del modelo de educación concertada”, además de ir “en contra de la pluralidad del sistema educativo”.

Accede a la entrevista aquí.