Lo realizaron las alumnas y alumnos de 3º curso de ESO acompañados de seis profesores y de Carlos Franco, antiguo alumno del Colegio y técnico del Parque Natural de Fragas do Eume. ¡Muchas gracias, Carlos!

Saliendo del Colegio a una hora adecuada, llegamos a la Central de Ventureira, punto de inicio del recorrido que nos llevaría, en primer lugar y cruzando el río, a la Central del Salto del Eume, una de las obras del gran Luciano Yordi de Carricarte. Continuando por la margen izquierda del Eume accedemos a la Central del Parrote, recuperada hace años y encajada perfectamente en un precioso entorno natural.

Seguimos la senda y vemos cómo se suceden los carballos, castiñeiros, bidueiros y todo un increíble conjunto vegetal. Todos disfrutan de la maravilla que encontramos, aunque el estrecho camino se encuentra húmedo y en algunos pasos, resbaladizo, pero con sensatez y cuidado, todo el mundo se mueve con seguridad a la vera del río.

Las variadas especies vegetales nos rodean por todos lados, en cambio, no somos capaces de encontrarnos con ejemplares de la amplia fauna residente en tan precioso entorno. A pesar de la existencia de sapos, tritones y salamandras, la naturaleza en esta ocasión mantuvo ocultos todos estos animalitos. Si acaso, en los muros cercanos al Mosteiro de Caaveiro, detectaríamos lagartijas inquietas y desconcertadas por tanto visitante.

Un esfuerzo más nos permite alcanzar el puente de Santa Cristina y en unos veinte minutos llegamos al Mosteiro de Caaveiro, donde recuperamos energías con toda calma y tranquilidad. Como hay que llegar al colegio a la hora prevista, terminado el almuerzo continuamos, ahora por la margen derecha del río, para recuperar los autocares e iniciar el regreso.

En resumen, un día estupendo, con tiempo excelente, entorno maravilloso y comportamiento excepcional de todo el mundo. ¡A todos muchas gracias!