El próximo martes, día 14, a las 20:15 en el Centro Fonseca nos visita el misionero jesuita Paulo Teia y nos presentará su obra «Ana Amasiye».

«Ana Amasiye» trae misericordia, elementos y afectos de Mozambique. Paulo publicó hace seis años «Namasté», donde compartía sus vivencias en la India. 

«Ana Amasiye» trata de la «orfandad», la carencia fundamental de cuidado mutuo y de justicia social. Profundiza en el antídoto de esa carencia y los elementos que construyen la vida. También expresa en un poema lo que sólo conoce el corazón.

Paulo Teia nació el 31 de mayo de 1969, en Lisboa. Es el mayor de cuatro hermanos. A los 18 años entró en la Universidad de Coimbra y conoció a los jesuitas. A los 20 años descubrió su vocación a la Compañía. Estudió teología en Madrid y Paris. Ordenado sacerdote en 2002 fue párroco al sur del Tajo, acompañando a las familias y niños de los barrios pobres del Pragal. Once años más tarde pidió un año sabático en Madrid donde profundizó en sus conocimientos de fotografía. Hizo un reportaje fotográfico entre los más pobres de Camboya e India, «adivasis» e «dalits», que dio lugar a la publicación de su primer libro de fotografías: «Namasté». En 2015 fue destinado a la Provincia de Zimbabue y Mozambique, donde permaneció cinco años. En la actualidad trabaja en Braga.